Marketing Político

Haz click para compartir:

Se encarga de todas las técnicas de investigación, gestión y comunicación que son empleadas en el diseño y realización de acciones estratégicas de una campaña política.

  • ¿Desde dónde partimos para crear una buena estrategia de marketing político?

Tener claros los objetivos y el conocimiento del target al que se va a dirigir, conocer las fortalezas y debilidades, la identificación de posibles problemas y oportunidades.

  • ¿Cómo se mide la efectividad de una estrategia de marketing político?

Esto va a depender mucho del objetivo que se tenga, no siempre será el de ganar, sino también el difundir las ideas o la obtención de votos suficientes para hacerle frente a la oposición.

Sin embargo, el eje de la medición siempre será influenciar a los electores.

  • ¿Por qué es tan importante aplicar estrategias digitales en la política o campañas políticas?

Internet posibilita la relación con un número infinito de usuarios, en la que la organización política o el candidato pueden interactuar individualmente con todos ellos.

Además, las redes sociales ayudan a expandir el mensaje electoral a bajo costo y alta velocidad.

  • ¿A dónde nos lleva marketing político?

El marketing político puede ayudar a mejorar la producción política y a enriquecer la oferta electoral.

El marketing político es un mecanismo de creación, de nuevas ideas, de nuevas imágenes y, sobre todo, de seducción.

Las mejores y más exitosas campañas de marketing político realmente comprenden las necesidades del votante.

Ejemplos de las mejores y peores campañas políticas

Existen muchos ejemplos de acciones políticas basadas en el uso del marketing.

  1. La campaña Hope and Change de Barack Obama del 2008
  • Una estrategia comunicativa simple y disciplinada: 

Se basó en buena medida en la elección de un número reducido de ejes comunicativos –Hope [Esperanza] y Change we can believe in [El cambio en que podemos creer]– hilvanados con un lema potente y muy oportuno por su carácter positivo en medio de una coyuntura complicada y difícil (Yes we can)

  • Hizo uso de los espacios digitales para crear estrategias.
  • Uso extensivo de red de contenidos.
  • Redes sociales: Youtube, Facebook, Twiiter, LinkedIn, Flicker.
  • Medición: supo monitorear resultados.
  1. Bernie Sanders

Senador junior de los Estados Unidos por el estado de Vermont y precandidato del Partido Demócrata.

  • Sanders tenía menos del 3% de las intenciones de voto en las primarias del partido.
  • Su equipo elaboró ​​una estrategia de recaudación de fondos en línea.
  • Para aumentar su popularidad, Bernie invirtió en la producción de contenido.
  • Grabó más de 550 videos hablando sobre sus propuestas y proyectos.
  • Como resultado, Sanders y su equipo vieron los 3% transformarse en 43%.
  • José Antonio Meade

Candidato del partido PRI en México 2018

  • Su plataforma electoral llegó a incluir a sectores olvidados por la política tradicional: las mujeres y los jóvenes.
  • Se acercó a los millennials –ese apetitoso electorado que representa el 29,2% de la lista nominal–
  • Charló con youtubers.
  • Se declaró fan de Harry Potter.
  • Entró a debates en Twitter con los equipos de campaña de sus adversarios.

A pesar de todos los esfuerzos, Meade manejó una mala comunicación, ya que el mensaje que transmitía no era aceptado por los jóvenes, tuvo mítines casi vacíos, lo que hizo que declinara.

  • Josefina Vásquez Mota

Candidata por el Partido Acción Nacional (PAN) para la gubernatura del Estado de México 2012

Su mala candidatura se resume en sus discursos feministas, por lo que tuvo que cambiar varias veces su equipo de mercadotecnia.

  • Tuvo desangeladas presentaciones en los debates transmitidos por televisión.
  • Sus ideales anticuados de familia (contra los matrimonios igualitarios y la despenalización del aborto)
  • Presuntas acusaciones en contra de su fundación y su familia, lo que hizo que bajara en las encuestas.

A pesar de su segundo intento por alcanzar liderar las elecciones, Mota no tuvo aceptación entre los votantes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *